Contenidos de interés

< Atrás
La persona ideal para el puesto adecuado

Negocios

El recurso humano, en muchas ocasiones, es contratado a partir de recomendaciones personales, como favores a familiares o personas cercanas e, incluso, sin evaluar a fondo actitudes, conocimientos y destrezas. Estos factores, ya sea en el corto o largo plazo, pueden pasar factura a cualquier organización.

Una de las mayores dificultades que enfrentan las empresas, en especial las mipymes, es no contar con la persona idónea para desarrollar determinadas funciones. Por ello, es importante evaluar la inversión en una persona con alta experticia, y compararla con lo que puede costar vincular a alguien que no está plenamente capacitado para asumir el cargo.

Además de un proceso de inducción, es esencial definir muy bien las cualidades que se requieren para el puesto de trabajo, delimitar con precisión las funciones y los logros que se quieren alcanzar con su vinculación y las condiciones laborales, con el fin de asegurar que se va a encontrar a la persona mejor preparada para desempeñarse con éxito.

Brindar oportunidades para seguir creciendo profesionalmente, flexibilidad en el horario para conciliar asuntos personales, así como depositar la confianza de la organización en sus capacidades, resulta básico para mantener a esa persona ideal en la empresa, sin confiar su buen desempeño solo en un buen salario

Al contratar profesionales, los salarios aparentemente altos no deben verse como costos, sino como inversiones en busca de óptimos resultados.