Contenidos de interés

< Atrás
Tenga claro qué vende

Negocios

Por: Lobsang Salguero

Director de escuela de creatividad

La Corinta

La gente piensa que si tiene un bonito logo ya tiene una marca consolidada, pero esto no es así… Tener un dibujo atractivo no implica poseer una buena marca; el logo es solo su representación visual, auditiva, olfativa o táctil.

La mala costumbre de pensar que la marca es el logo lleva a muchos empresarios a evaluar si su negocio ha perdido vigencia y, en el proceso, buscan la asesoría para el diseño de una nueva imagen corporativa.

Se tiende a pensar que un nuevo logo incrementa las ventas, sin embargo, se olvida que esa representación gráfica busca transmitir los beneficios, las ventajas y el valor agregado de una empresa, y lo logra posicionándose en los recuerdos de la gente.

Por otro lado, el logo y la marca deben ser coherentes, estar conectados, asociar calidad y generar bienestar, por eso es importante tener en cuenta:
  • Qué es lo que oferta. Por ejemplo: si tiene un almacén de calzado, no son zapatos lo que vende, es comodidad, exclusividad y/o lujo.
  • Si tiene un bonito logo, pero la marca deja mucho que desear. Una imagen corporativa muy llamativa de poco sirve si el producto es deficiente, la atención no es la idónea, los precios no son acordes, etc.
  • El logo debe simbolizar lo que se hace como empresa. Su diseño debe encomendarse a expertos, conscientes de la parte estratégica del negocio y en función de transmitir un mensaje positivo que genere buena recordación y una gran proyección con los clientes.

La marca es el recuerdo que la gente tiene de un negocio, un producto o una persona, así su logo no esté físicamente presente.